29 DE OCTUBRE DÍA MUNDIAL DEL ACV / UNIDAD DE ACV EN EL HOSPITAL PIROVANO

Se estableció mundialmente el 29 de Octubre como el día para concientizarnos acerca de la importancia del accidente cerebrovascular, cada vez más prevalente, que constituye la causa más frecuente de discapacidad en adultos y la tercera causa de muerte en nuestro país. Durante esa semana, la comunidad médica realiza actividades que refuerzan los conocimientos sobre esta enfermedad, cómo tratarla y cómo prevenirla.

El ACV (Accidente Cerebrovascular) puede ser isquémico (cuando se ocluye una arteria o vena del cerebro) o hemorrágico (cuando se rompe una arteria del cerebro), y según su tipo tiene distintos enfoques terapéuticos.

Es fundamental que la población sepa reconocer los síntomas de un posible ACV para poder ACTUAR CON VELOCIDAD, ya que esto constituye la clave para poder realizar un tratamiento que pueda cambiar el pronóstico de la persona que está sufriendo un ACV, evitando o disminuyendo la discapacidad que esta enfermedad podría dejarle como secuela. Estos tratamientos tienen una ventana de tiempo de pocas horas (algunos hasta 4 horas y media) para poder ser aplicados, y de no lograrse el acceso del paciente al tratamiento dentro de esta ventana de tiempo, se pierde la oportunidad de realizarlo.

Los síntomas que nos dan la sospecha de que alguien puede estar sufriendo un ACV son: dificultad para hablar, discurso incomprensible, debilidad del brazo, pierna o cara de un lado del cuerpo, trastorno de la sensibilidad de un lado del cuerpo, alteraciones súbitas del campo visual o la agudeza visual, dolor de cabeza muy intenso de inicio brusco, alteración del equilibrio.

Existen centros especializados en la atención del ACV, llamados UNIDADES DE ACV, que disponen de la tecnología, los tratamientos necesarios para la correcta atención del paciente con ACV, así como con el personal de salud entrenado y especializado en dicha patología. Estos centros tienen distintos niveles de complejidad, pudiendo a veces resolverse el tratamiento en los centros llamados primarios, o siendo necesario otras veces la derivación del paciente a centros de alta complejidad para poder completar el tratamiento.

En la Ciudad de Buenos Aires, hay varios centros con Unidades de ACV tanto en el ámbito público como en el privado.

En el Hospital Pirovano, desde fines del año 2018 funciona nuestra UNIDAD DE ACV, siendo nuestro hospital desde entonces, un centro primario para la atención del ACV, que cuenta con neurólogos especializados en enfermedad cerebrovascular todos los días del año, personal de enfermería idóneo, y todo un equipo de salud que trabaja en conjunto durante la fase aguda, en la internación posterior en busca de la causa del ACV, evitando complicaciones, iniciando tratamientos de prevención secundaria, rehabilitación temprana con kinesiólogos y fonoaudiólogos, y realizando un seguimiento ambulatorio de los pacientes luego del egreso hospitalario, iniciando acciones de prevención con el paciente y su familia y continuando su rehabilitación ( en caso de necesitarla).

En cuanto a la tecnología, el hospital cuenta las 24 horas con: tomografía computada y angiotomografía, laboratorio, medicación específica para intentar la revascularización/recanalización (mediante la lisis del coágulo) de los vasos ocluidos durante el evento cerebrovascular, llamados trombolíticos, servicio de guardia, neurocirugía, hemoterapia, un área específica para la internación del paciente agudo con ACV para su monitoreo estricto por personal especializado.

Recordemos entonces:

ANTE LA SOSPECHA DE ACV: ACTUAR CON VELOCIDAD. LLAMAR AL 911.

Dra. Adriana Luraschi. Coordinadora de la Unidad de ACV Hospital Pirovano
MN 85168