Hiperplasia Benigna de Próstata

ENFERMEDAD FRECUENTE EN EL HOMBRE.

La próstata es una glándula que pertenece al aparato reproductor masculino. Tiene el tamaño de una nuez y está situada por debajo de la vejiga urinaria amoldándose alrededor de la uretra. Produce un líquido blanquecino que forma parte del semen y que protege a los espermatozoides, aumente su vitalidad y así facilita la fecundación.

La HPB es el agrandamiento no maligno de la próstata. Constituye una de las enfermedades más comunes del varón después de la madurez y la padece hasta el 60% de los hombres mayores de 60 años.

La próstata agrandada (HPB) no produce ni predispone al cáncer, son dos cuadros independientes. Sin embargo, puede haber hiperplasia y además cáncer de próstata al mismo tiempo, por lo que es muy importante asistir a controles urológicos periódicos de seguimiento.

A medida que la próstata aumenta de tamaño presiona la uretra (conducto que transporta la orina al exterior)  por lo que  se dificulta la salida de la orina (micción) por la obstrucción y surge la necesidad de hacer fuerza para orinar. Las paredes de la vejiga se vuelven gruesas por el esfuerzo, pierden elasticidad y la vejiga se torna más irritable.

Como consecuencia van apareciendo los siguientes síntomas:

-Esfuerzo para iniciar la micción

-Chorro débil, fino y entrecortado

-Micción prolongada (se tarda más tiempo en vaciar la vejiga)

-Mayor urgencia para orinar, pudiendo llegar a episodios de incontinencia

-Mayor frecuencia en las micciones

-Necesidad de orinar varias veces durante la noche

-Sensación de vaciado incompleto de la vejiga

-Goteo al final de la micción

Diagnóstico y tratamiento

Se puede hacer diagnóstico con métodos relativamente sencillos como el interrogatorio, el examen físico que incluye tacto rectal, una ecografía y un análisis de laboratorio.

El tratamiento temprano preserva la calidad de  vida y se cuenta con un variado número de opciones terapéuticas. El objetivo de la mayor parte de los tratamientos es reducir el tamaño de la próstata y/o la obstrucción que ésta produce en la uretra. Existen tratamientos farmacológicos (con comprimidos) muy seguros y eficaces con pocos efectos secundarios y bien tolerados y tratamientos quirúrgicos, es decir la remoción quirúrgica de la próstata ya sea por vía endoscópica (resección transuretral) o convencional (adenomectomía de próstata)

En el Servicio de Urología del Hospital Pirovano contamos con los recursos para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con Hiperplasia Prostática Benigna, abordando de manera integral al paciente con esta patología tan frecuente.

 

Dr. Omar Pablo Damia
Médico Urólogo
Mn 86420