Reflexión sobre Adicciones

Podemos reflexionar las adicciones como una problemática social actual que afecta a edades más tempranas y abarca más sectores de nuestra sociedad, por lo que atender a la prevención integral de la juventud, y la específica, se torna, en la actualidad uno de los mayores retos en el fomento de la salud; por lo que, las instituciones privilegian el desarrollo de valores y construcción de una identidad, y es una oportunidad invalorable para comenzar la prevención, en tanto que el escenario educativo es ofrecido como un espacio de socialización, de participación, de reflexión,  de transformación y escucha de las problemáticas que surgen de acuerdo a la realidad en la que se encuentran los sujetos, especialmente aquellos que están inmersos en dichas problemáticas.

Cuando se trata de adicciones es necesario incluír a las familias o al entorno subjetivo de la persona que padece.
Un objetivo específico para trabajar estos grupos, es concientizar, acompañar o retomar el tratamiento de la persona que consume. Involucrarlos para que sea una cuestión familiar y no individual y que lo individual sea lo que cada uno tenga que modificar o mejorar en sus respectivos espacios de tratamiento.

Lo más relevante es que el compromiso abarque a todo el entorno del sujeto. Capacitar en el ámbito de la promoción, es también tener la posibilidad de crear redes preventivas, es decir, personas interactuando para alcanzar un objetivo: que se conozcan, que se comuniquen entre si y que compartan experiencias y conocimientos dentro de una relación de intercambio, cooperación y reciprocidad, con el fin de contener, informar y orientar de la mejor manera posible al producirse un caso de consumo dentro de la organización, como también tener las herramientas que permiten prevenir y hacer de los espacios de trabajo, lugares saludables. Cobra relevancia entonces, el trabajo en red. Prevenir, contener, derivar para asistencia, son acciones que se realizan en conjunto, promoviendo la optimización de todos los recursos disponibles en la comunidad.

  • Prevenir no es sólo advertir sobre los riesgos. Es generar condiciones de bienestar y salud laboral, realizando acciones que promuevan la integración social, culturales, deportivas, etc. Todas ellas representan prevención.
  • La participación no sucede de un día para el otro, de manera automática, sólo por proponerlo. Requiere desplegar estrategias de motivación, concientizando, desestigmatizando y sensibilizando.

 

Licenciada Silvia Alicia Ferres
Docente. OST en Drogadeendencia. Talleres de Prevención
Licenciada Lucía Pons.
Coordinadora de Talleres de Prevención