Rehabilitación Cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares constituyen el principal problema de salud en los países desarrollados.

Las Enfermedades Cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental y países desarrollados: 15 millones de muertes o el 30% del total anual

La Enfermedad Coronaria es la responsable de la mayoría de las muertes cardiovasculares: 7,2 millones de muertes en el mundo 14% del total global de muertes, 1/3 de las muertes en  los países industrializados

HTA: enfermedad cardiovascular más frecuente: 690 millones de personas en el mundo son hipertensas (20% de la población total)

Los pacientes que sobreviven a un evento isquémico agudo tienen mayor riesgo de  padecer otro evento en el corto plazo

Para el año 2020, la enfermedad cardiovascular será la primera causa de muerte en todo el mundo.

Debido a la alta mortalidad inicial de la enfermedad vascular, el objetivo de la práctica médica debe ser un manejo intensivo de los factores de riesgo y la prevención.

La prevención se presenta como la herramienta más eficaz y eficiente y los programas de rehabilitación se consideran como los más eficaces en las intervenciones de prevención secundaria.

REHABILITACIÓN CARDIOVASCULAR

“Conjunto de actividades  requeridas para asegurar al paciente cardíaco la mejor condición posible física, mental y social, de modo tal que pueda por sus propios medios retornar a un lugar en la comunidad tan normal como sea posible y mantener un estilo de vida activo”

Organización Mundial de la Salud

La rehabilitación cardiovascular es una estrategia médica que permite a través de un plan que incluya ejercicio supervisado, educación nutricional, consejo médico y apoyo psicológico, que el individuo que ha tenido algún evento cardíaco reduzca el riesgo de enfermar nuevamente y mejore su calidad de vida.

Por otro lado en aquellos pacientes que no han presentado aun un evento cardiovascular pero que tienen factores de riesgo que lo pueden llevar a sufrirlo, deben ingresar también a un programa de RCV para realizar corrección de estos factores de riesgo y así realizar prevención de que ello ocurra.

Muy por el contrario al corregir todos estos factores perjudiciales, la calidad de vida va a ser diferente y mejor que antes del evento.

 

FACTORES DE RIESGO CORONARIO

El origen de la enfermedad coronaria, aun permanece sin resolución, si bien existen muchas teorías, la única reconocida por la mayoría de las instituciones científicas, es la de los Factores de Riesgo Coronario (FRC).

Todos los FRC modificables pueden ser tratados o modificados, con la RHCV se enseña  a reconocer los distintos FRC y cómo evitarlos, además los cambios metabólicos que ocurren mediante el abandono del sedentarismo con el ejercicio producen una serie de cambios en la presión arterial, la frecuencia cardiaca y los niveles de lípidos en sangre, entre otras modificaciones favorables.

NO MODIFICABLES

  • Edad
  • Genética
  • Sexo

MODIFICABLES

  • Tabaquismo
  • Dislipidemias
  • HTA
  • Sedentarismo
  • BDT
  • BMI/Cintura
  • Mala alimentación
  • Factores psico sociales
  • Otros

 

BENEFICIOS DE LOS EJERCICIOS PROGRAMADOS

  • Aumento de la capacidad de ejercicio
  • Mejoría de los síntomas
  • Control de factores de riesgo
  • Mejoría de calidad de vida
  • Reducción de mortalidad
  • Reducción de costos

 

FASES DE LA REHABILITACION CARDIOVASCULAR

Fase I: Aguda o Intrahospitalaria.

Fase II: Convalecencia.

Desde el alta hospitalaria hasta las 8 semanas.

Fase III: Entrenamiento.

Fase IV: Mantenimiento.

 

RECOMENDACIONES DE EJERCICIO. PROGRAMA DE PREVENCIÓN SECUNDARIA

  • 20-30 minutos actividad física moderada 5 o más días por semana
  • Incrementar la actividad física rutinaria
  • Estacionar su automóvil alejado de las entradas
  • Subir 2 o más pisos por las escaleras
  • Caminar 15 minutos durante la hora del almuerzo
  • Incrementar la participación en ocupaciones domésticas y actividades recreativas.

Indicaciones sobre el ejercicio para mejorar la salud
La actividad física debe adaptarse a las necesidades y capacidades de cada persona, pero se han descrito recomendaciones generales para los adultos a partir de la mediana edad, que se supone son capaces de reducir el riesgo de ECV.

El ejercicio debe ser principalmente aeróbico, complementado por actividades de fortalecimiento muscular. La intensidad debe ser moderada, y puede elevarse a vigorosa en sujetos más jóvenes o en aquellos que puedan soportarla. La duración de la actividad física debe ser de al menos 30 minutos continuos o acumulados la mayoría de los días de la semana y, de ser posible, todos los días. Además, se debe alentar la realización de ejercicios con pesas livianas que trabajen los principales grupos musculares, diseñados para mantener o aumentar la fuerza y la resistencia musculares. Por otra parte, se recomienda un aumento progresivo del volumen de ejercicio para incrementar los beneficios.

 

FRECUENCIA DEL EJERCICIO:

IDEAL: TODOS LOS DÍAS DE LA SEMANA

SE RECOMIENDA REALIZAR EJERCICIO AL MENOS 4-5 VECES A LA SEMANA

Existen hábitos y conductas que son nocivas para la salud, todas las personas deberían evitarlas.

Una alimentación rica en grasas, la obesidad, fumar, el sedentarismo, una personalidad competitiva e híper reactiva, el stress, son solo algunos de esos hábitos y conductas que conducen a sufrir de una enfermedad coronaria, el modificar estos hábitos aun después de haber tenido un infarto agudo de miocardio, ayuda a mejorar significativamente la evolución y el pronóstico de la enfermedad.

Reconocer y modificar las conductas y hábitos perjudiciales para la salud es uno de los objetivos principales de la RHCV

El equipo de RHCV debe constituirse con Médicos Especialistas en RC, Fisioterapeutas, Nutricionistas, Psicólogos y Asistentes Sociales.

En nuestro Hospital Pirovano el Equipo de Rehabilitación Cardiovascular está conformado por la Licenciada en Kinesiología y Profesora de Educación Física Andrea Aisenberg, quien es la encargada de coordinar la actividad física de los pacientes, la Licenciada en Nutrición Carina Peretti quien realiza las dietas y controles alimentarios de los pacientes para así mejorar la cultura alimentaria de los mismos, la Licenciada Marcela Coletta y la Licenciada Gabriela Rodríguez Rey quienes forman el equipo de Salud Mental que coordina las diferentes reuniones de grupos o individuales para aprender a reconocer porque  razón estamos aquí.

La Dra. Patricia Soria, cardióloga realiza los controles cardiológicos durante la actividad física y las admisiones a los diferentes grupos de los pacientes que son derivados por sus cardiólogos de cabecera.

 

 

Realizamos actividades los días Martes y Jueves en dos turnos, de 8:30 a 9:30 y de 9:30 a 10:30, los mismos días y con distintas frecuencias se realizan los controles nutricionales y las reuniones terapéuticas con el equipo de psicología así los pacientes no tienen que concurrir tantas veces al hospital.

El equipo de Rehabilitación cardiovascular (RCV) tendrá como prioridad el paciente y su entorno familiar acompañándolos en esta nueva etapa de cambios en la conducta de vida y hábitos saludables, haciendo comprender al paciente que estos cambios van a producir una mejora en su calidad de vida y que la presencia de una enfermedad cardiovascular no es una excusa para que la vida se detenga.

 

 

CONCLUSIONES

El desafío para el nuevo milenio es desarrollar centros de RC en todo el país. Esta estrategia debe

incluir la formación de postgrado de recursos humanos, especialistas en RC, y recomendaciones

para concientizar a las autoridades de Salud Pública, médicos y pacientes, en relación a la

necesidad de implementar estos programas.